¿Qué cuidado de la piel en la playa debo tener?

cuidados de la piel en la playa
A veces nos preguntamos el cuidado de la piel en la playa que debemos tener. Una de las cosas que más debemos cuidar cuando disfrutamos del mar, surfeando,  es la piel y el cabello. Pasamos largas horas descargando adrenalina en la naturaleza más pura. La exposición al viento, el sol (con suerte) y agua salada pueden causar estragos en la delicada piel de tu rostro, y los surfistas curtidos son un imagen muy común. Afortunadamente, hay algunos pasos que podemos tomar para evitar sufrir los daños que provoca disfrutar de este apasionado deporte en rostro y cabello.

Siempre debemos tomar una ducha de agua dulce tan pronto como sea posible después del surf. El agua salada seca la piel y el cabello, así que, asegúrate de disponer siempre de una botella de agua que te permita hidratarte y lavarte la cara y el pelo.
La piel es muy resistente y se habitúa rápidamente a las condiciones externas, pero una cosa que se puede dar por sentado es la resistencia a los rayos solares. El hecho de que tengamos la piel acostumbrada y que no nos quememos con facilidad, no quiere decir que el sol no nos esté haciendo daño a la piel. El daño, generalmente, se adentra en nuestra piel y no aparecen los síntomas hasta que pase un periodo largo de tiempo. O sea, los daños se producen a largo plazo. Los rayos UVA causan que el colágeno de la piel se rompa, y se quede más estrecho, ayudando a formar surcos y arrugas, provocando el envejecimiento prematuro, y en el peor de los casos, puede provocar cáncer. .
Es muy importante aplicar protector solar fuerte, de un alto factor solar que sea resistente al agua. Se debe aplicar antes de salir a la playa a por las olas y usar siempre, aunque el día este poco soleado o nublado. El mar hace de pantalla o espejo y refleja e intensifica los rayos solares, y el agua salada se suma al efecto del envejecimiento. Es una buena idea para aplicar la crema una media hora antes de dirigirse a la playa, de esta manera, conseguimos que el protector solar se sumerja en la piel.
Además, todo aquel que aplica la crema en el último minuto, nota las consecuencias de la crema deslizándose y penetrando en nuestro ojos…ese picor incontrolableeee!!!! Prestar especial atención a la nariz , la frente y el cuello, y no te olvides de tus oídos – que se queman con facilidad y crean un ridículo rojo brillante. Proteger también los labios con un bálsamo labial de alta protección. Siempre es mejor usar un neopreno, pero en los días de verano o según los países que se practica es una prenda molesta y del todo inservible. Siempre, siempre aplicar crema solar resistente al agua por todo el cuerpo.
Un buen cutis requiere una dieta adecuada . Grandes Impulsores de la piel los podemos encontrar en muchos alimentos:
– Vitamina A – Zanahorias , batatas , espinacas y brocolí
– Vitamina B – avellanas y almendras.
– Los arándanos – es uno de los súper alimentos que están llenos de antioxidantes.
– Los aceites de pescado – ayudan a nutrir la piel y que sea suave al tacto.
Recordar, somos agua, somos lo que comemos, por eso beber gran cantidad de agua y comer muchas frutas y verduras crudas se reflejan en nuestro exterior y en el cuidado de la piel en la playa.