El exceso de sustancias químicas pueden literalmente destruir tu cabello, tanto las que se utilizan para cambiar su apariencia como los tintes, los alisados permanentes, la plancha y el secador. El mejor de los tratamientos del cabellos es cortar las puntas cada mes, muchas veces esto no es suficiente y muchas veces los tratamientos químicos son muy fuertes e incluso abrasivos, pudiendo dañar mucho más de lo que puede beneficiar la apariencia y salud de tu cabello.

Las principales causas de que tu cabello sufra problemas son la contaminación, el estrés, los cambios climáticos, aunado a todo lo ambiental están también los malos hábitos alimenticios y que no tomes suficiente agua. Cocinar en casa todos los días es una excelente idea, la buena alimentación es el mejor de los tratamientos del cabello caseros, la fruta y la verdura dará un giro de 360 grados a tu cabello. Los alimentos ricos en vitamina C y las proteínas vegetales nutren todo tu cuerpo ayudando a tus células a reproducirse, tu cabello crecerá más y mucho más sano.

Las puntas abiertas, la resequedad, el adelgazamiento y el cabello quebradizo son los signos más comunes de un pelo maltratado, lo primero que debes hacer es hidratarlo, el yogurt es excelente para este propósito ya que por su cremosidad y riqueza de propiedades penetra perfectamente en el cabello suavizándolo e hidratando el cuero cabelludo. El aguacate es otro mago de la hidratación , sus aceites naturales y su cremosidad natural son la solución para cualquier problema de puntas abiertas y resequedad.

Ahora bien, que si el problema es el cabello quebradizo, el huevo es el tratamiento ideal ya que reactiva la circulación capilar fortaleciendo tu cabello, literalmente desde la raíz. El olor puede ser un poco molesto y por ello es mejor que lo hagas en tu baño, sin embargo los resultados son excelentes, déjalo descansar durante 15 minutos, puedes usar una gorra de baño para evitar cualquier derrame y esto mejorará la absorción. Otro tratamiento natural que puede sacar lo mejor de tu cabello, es la miel y el limón, que en parte tienen un efecto astringente y sanador de cualquier problema que pueda estar bloqueando los poros y deteniendo el crecimiento o debilitando el cabello. Los tratamientos naturales para el cabello son muy efectivos si eres paciente y constante, a largo plazo será una muy buena rutina revitalizante y los resultados serán obvios.